All for Joomla All for Webmasters
info@becadosomega.org
+ 844-101-13-75

El ejemplo de Gustavo

El padre de Fabián, Sergio, trabajaba en un ejido entre Saltillo y Monterrey y un día tuvo un dolor de cintura intenso y vino a Saltillo a checarse donde le dijeron que sus riñones ya no funcionaban y que tendría  que hacerse varias diálisis a la semana para poder sobrevivir. Entonces con su esposa y sus cuatro hijos se mudó a Ramos dejando todo atrás por la necesidad de atención médica. Después de un año le hicieron trasplante de su hermano que era compatible con él y en menos de una semana padeció un derrame cerebral que lo hizo caer en un profundo coma. Después de varios días entre la vida y la muerte, despertó y tuvo que re-aprender habilidades básicas como comer, hablar, caminar y quedo hemipléjico sin poder ya ser responsable de su familia. Por lo que Fabián entró al programa de becados con su hermano Gustavo .  En la actualidad la familia se ha recuperado poco a poco y han decidido servir siendo Misioneros en uno de los centros comunitarios.  Fabián y Gustavo con el ejemplo de compromiso y dedicación de sus padres, han sido capaces de cumplir con todos los requerimientos de nuestro programa. Fabián quiere ser meteorólogo.

La madurez y entrega de Shally

Shally nació en el 2000 con luxación de cadera, ha pasado por diez operaciones tres de ellas muy pesadas  en la cadera con una recuperación lenta, ha vivido una vida llena de dolor físico. Su entorno familiar que carece de una estabilidad que la ayude a desarrollarse sanamente. Viene de un entorno humilde por lo que los gastos por su enfermedad hacían imposible su educación, por lo que fue aceptada en el programa de becados.  Su madurez y entrega ha sido incomparable pues pone mucho empeño en sus clases según dicen sus maestros. La constante alegría que demuestra en su vida cotidiana es un ejemplo para todos los que la conocemos. Terminó primero de secundaria en el Colegio Nicolás Bravo.  Ella dice, que cuando sea grande tiene el deseo de ser maestra.

Un caso especial; Olivia

En la noche del día de regreso a clases, una mujer me vino a ver y me dijo: “Padre, es necesario becar a Olivia, acaba de graduarse de secundaria y realmente lo necesita”.

Para mí, era difícil por las siguientes razones: Olivia parecía muy tímida, efectivamente, esta niña vivía en condiciones muy difíciles: Un padre sin trabajo, un hermano delicado de salud, etc. y el nivel académico que exigían las preparatorias privadas era alto.Esta petición me parecía un camino muy difícil para ella. Sin embargo, ante la insistencia de esta mujer, me sentía presionado y yo me decía en mi interior: “de todas maneras ya se hizo el regreso a clases y ya no hay lugar en las escuelas privadas. Además, el único lugar en donde la podríamos ingresar era el INTEC don Bosco, que también es muy solicitado…”

En este momento preciso, otra señora entró, se presentó: “Buenas Noches, padre, soy profesora en el INTEC Don Bosco, en qué lo puedo ayudar con sus becados?” Nunca, antes esta persona había venido, pero llegó en este momento preciso. Como estaba aún con la primera señora, le dije que verificara si había la posibilidad de que Olivia ingresara en el INTEC. “Muy bien padre, mañana hablo con el Director”. Y yo pensaba, o que iba a olvidar, o que el Director no iba a aceptar.

Al día siguiente recibí una llamada: “Padre, está bien, Olivia tiene que venir a presentar mañana un examen psicometrico  y otro examen académico.Yo permanecí escéptico, pues pensaba que los exámenes serían pesados para ella. La conduje yo mismo al colegio, le ofrecí un desayuno para que tuviera energía.

 

Algunos días después, el colegio dio su respuesta: “¡Esperamos a Olivia!” ¡No lo podía creer! Cómo era posible que aceptaran a esta jovencita a pesar de sus carencias y lagunas. Empezaba a esperar, pero no veía cómo iba a aguantar 3 años de estudio… Las primeras semanas, Olivia se desmayaba regularmente. Hicimos análisis, era debido a una mala nutrición, de la cual no se atrevía a hablar. Además su situación familiar seguía siendo díficil, lo que nos preocupaba cada vez más. Pero Olivia, se graduó y entró en la Universidad donde estudia comunicación. Hoy en día, es muy feliz y construye su vida según su proyecto personal. Olivia es para nosotros un símbolo y un milagro, a pesar de todas nuestras dudas y nuestra falta de esperanza, ella ha dado una orientación muy fuerte a nuestro proyecto de becas. Esta joven que quiso salir adelante a pesar de nuestra resistencia inicial, nos ha dado la prueba de que siempre valdrá la pena comprometerse con un joven y acompañarlo en su camino. Queda siempre una esperanza.

El descubrimiento de Brisa

Brisa asiste a Casa San Juan de la Colonia Omega desde hace 6 años, buscando descubrir que era lo que ahí se hace y poco a poco se da cuenta de que existe otra realidad por medio de la cual ella puede salir adelante, así participa en todas las actividades que aquí se realizan se integra al grupo juvenil CHAS que ha sido un motor muy importante en su vida y en el año 2010 busca la oportunidad de ser apoyada por el Programa de Becados para ingresar a la Preparatoria Ignacio Zaragoza, al principio fue muy difícil para ella  pero con el gran entusiasmo que la caracteriza y su deseo de lograr terminar una carrera la han hecho estar abierta a tomar asesorías, cursos de nivelación en las materias que representaban mayor problema para ella siempre con una actitud muy positiva.

Es una niña con mucha sensibilidad y dispuesta a mejorar en todos los aspectos del entorno en el que vive, muy solidaria y con la esperanza siempre de salir adelante.

Tuvo en la Preparatoria un avance muy significativo no sólo en el aspecto académico sino en su formación humana, ya que en esta Preparatoria la educación que se imparte está basada en los valores, la familia, la solidaridad que son vistas como complemento de la formación académica.

La confianza que tiene en ella misma, sus deseos de estudiar y la manera de ver la vida la ha llevado a ser muy querida por toda la gente que estamos cerca de ella. Aún a pesar de las adversidades que vive en su casa ella siempre es capaz de sonreír y transmitirles a las personas con mucha seguridad  de que cuando quiere uno lograr algo sí se puede.

Hoy está próxima a estudiar la Carrera de Lic. en Recursos Humanos.

 

Historias recientes

Historias Recientes: 

  • El descubrimiento de Brisa

Brisa asiste a Casa San Juan de la Colonia Omega desde hace 6 años, buscando descubrir que era lo que ahí se hace y poco a poco se da cuenta de que existe otra realidad por medio de la cual ella puede salir adelante... Leer Más!

 


 

  • Un caso especial; Olivia

En la noche del día de regreso a clases, una mujer me vino a ver y me dijo: “Padre, es necesario becar a Olivia, acaba de graduarse de secundaria y realmente lo necesita”... Leer Más!

 


 

  • La madurez y entrega de Shally

Shally nació en el 2000 con luxación de cadera, ha pasado por diez operaciones tres de ellas muy pesadas  en la cadera con una recuperación lenta, ha vivido una vida llena de dolor físico... Leer Más!

 


 

  • El ejemplo de Gustavo  

El padre de Fabián, Sergio, trabajaba en un ejido entre Saltillo y Monterrey y un día tuvo un dolor de cintura intenso y vino a Saltillo a checarse donde le dijeron que sus riñones ya no funcionaban y que tendría  que hacerse varias diálisis a la semana para poder sobrevivir... Leer Más!